Río Ariguanabo, víctima del desamor

Maribel López Rojas

GUARDABOSQUES – En diciembre pasado quienes integramos el colectivo Guardabosques pasamos un día genial en el pintoresco río Ariguanabo, en la hermana provincia de Artemisa, para festejar el fin de año, y evaluar nuestro trabajo durante 2018.

Vimos lo que hicimos para bien del medio ambiente y también nuestras insatisfacciones, que aún son muchas, pero llenos de sueños y deseos para lograr mejorar nuestro entorno. Miramos, en consenso, el enorme trabajo que queda por hacer y confirmamos nuestro compromiso que es, precisamente, con la vida.

Ariguanabo-4.jpgFue muy sana nuestra comida, vegetariana totalmente y brindamos con jugos naturales por nuestra misión. Sembramos una ceiba, como símbolo de fortaleza y porque sembrar un árbol, hoy, es tarea de cada persona.

Pero eso no fue todo lo que vimos. Aunque el lugar, conocido como Ojito de Agua, es espectacularmente hermoso, también vimos sus aguas contaminadas.

Como en muchos otros ríos de Cuba, en las orillas del Ariguanabo se acumulan botellas plásticas, bolsas de nylon, latas metálicas de jugos y cevezas, y todo lo que puede ser tirado por ser inservible.

Lo que otrora fuera un lugar turístico lindo y bien ubicado para el disfrute del medio ambiente, hoy se destruye poco a poco, fruto del abandono, el descuido, la negligencia, la incompetencia, y tal vez la indolencia.

El gobierno perfectamente podría invertir y lograr la restauración completa de ese lugar, mientras al mismo tiempo sacaría mucho provecho ofertando un espacio de recreación sana. Las escuelas podrían preparar excursiones al sitio, donde además del río hay cuevas y una estructura constructiva básica.

ariguanabo-2Podría ser una fuente de oportunidades laborales para los habitantes de San Antonio de los Baños, quienes pudieran implementar restaurantes de comida vegetariana muy saludable. Las ideas pudieran ser miles y estupendas todas.

Existen lugares que a diario muestran los síntomas de la destrucción o ya están casi en ruinas, cuando pudieran ser grandes fuentes de ingreso y de esparcimiento. Es como si no le importara a nadie, a pesar de que no abundan los espacios de este tipo en el país.

ariguanabo-1.jpgEn el río Ariguanabo, en medio de parajes preciosos, las huellas del deterioro se ven en las construcción que un día permitieron que muchos pasaran ratos de verdadera satisfacción en contacto con nuestra Madre Natura.

¡Aún se puede salvar!

Un comentario el “Río Ariguanabo, víctima del desamor

  1. El cuidado y conservación de la naturaleza ha de ser un compromiso con las futuras generaciones resulta realmente doloroso ver tanto descuido e indolencia.

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: