El desastre ambiental en Pdvsa: un agujero negro


Laclase.info

Desde este órgano digital entrevistamos a José Bodas, secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv).

En reiteradas oportunidades el también dirigente de la Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma (C-cura), ha denunciado la terrible situación que viven los trabajadores petroleros, y ha acuñado la frase “Pdvsa se cae a pedazos”, en alusión a la grave situación operacional y financiera de Pdvsa.

En esta oportunidad, abordaremos un tema poco conocido por los venezolanos: la problemática ambiental en nuestra más importante empresa.

773-derrame

Foto de Yajaire Freites, 2012. Derrame petrolero tiene consecuencias irreversibles

Bodas, en el mes de julio ocurrió un importante derrame de petróleo en el río Guarapiche del estado Monagas. ¿Qué opinión te merece lo que ocurrió allí?

Antes de responder tu pregunta, quisiera decirte lo siguiente: la industria petrolera es intrínsecamente contaminante, y de alto impacto al ambiente. Esta es una característica de esta industria, no solamente en Venezuela, sino también a nivel mundial. Sin embargo, es importante saber, que las constantes luchas y presiones que han llevado a cabo los grupos ecologistas, las comunidades indígenas, los trabajadores, en general la sociedad organizada, ha permitido en alguna medida contrarrestar y minimizar los impactos en muchas regiones del planeta, así como implantar medidas ambientales en compensación a las afectaciones.

Aquí en Venezuela la situación no es nada mejor. Los derrames de hidrocarburos ocurren todas las semanas, afectando suelos, ríos, fauna, cultivos y diferentes tipos de infraestructuras. La red de oleoductos a nivel nacional fue construida hace más de 60 años, y actualmente está completamente obsoleta; lo cual ocasiona los constantes derrames y afectaciones al ambiente.

franklin-guarapiche-1

En 2012, la fisura de una tubería en el Complejo Operacional de Jusepín de Pdvsa, contaminó el río Guarapiche.

Sólo aquellos derrames que afectan significativamente a la población son reseñados en los medios de comunicación, como ha ocurrido en dos oportunidades con la afectación del río Guarapiche en el estado Monagas, que ha obligado a suspender el bombeo de agua de este río a las principales ciudades y poblaciones de la región. Debo decir, que es dantesco observar un derrame de hidrocarburos en un río: cientos de peces, babas y tortugas se observan flotando muertos a la deriva, sobre un cauce negro y apocalíptico. El impacto ambiental es de verdad impresionante.

¿En Pdvsa no se aplican controles y prevención ambiental?

Adicional a que no existe un programa preventivo de sustitución de la red de oleoductos deteriorada nivel nacional, la mayoría de los equipos dedicados al control ambiental se encuentran fuera de servicio. Tal es el caso de las plantas de tratamiento de aguas industriales de las principales refinerías del país, y sobre todo en los patios de tanques. Un caso emblemático lo constituye la planta de tratamiento del TAEJ (Terminal de Almacenamiento y Embarque Jose), en la costa del estado Anzoátegui, la cual se encuentra fuera de funcionamiento desde hace varios años, ocasionando que no pueda ser extraída el agua de los crudos allí almacenados, por no poder ser tratadas. Como vemos, además de la depreciación del precio internacional del petróleo y la baja producción, también vendemos crudos al exterior con descuentos significativos, por estar fuera de especificaciones técnicas por los altos contenidos de agua.

 ¿Cuál es la inversión real de Pdvsa hacia el ambiente?

La mayoría de los proyectos ambientales de Pdvsa se encuentran paralizados. Hasta hace pocos años la industria petrolera nacional, se enorgullecía de contar con una red importante de estaciones para el monitoreo de la calidad del aire, sobre todo en instalaciones como el Condominio Industrial de Jose y las refinerías del país. Sin embargo, desde hace años estas unidades se encuentran fuera de funcionamiento por la falta de reposición de equipos o por la depreciación de los mismos. Más importante aún es la paralización de los proyectos de saneamiento de los pasivos ambientales, destacando el saneamiento de fosas (grandes hoyos donde se colocaba en el pasado el suelo contaminado extraído de la perforación de un pozo petrolero). Hasta hace dos o tres años se saneaban entre 400 y 500 fosas anuales en todo el país. En la actualidad no se sanea ninguna, quedando estos miles de pasivos sin destino cierto.

¿Y qué dice el Ministerio de Ecosocialismo y Hábitat sobre el incumplimiento de Pdvsa?

El Ministerio de Ecosocialismo, antiguo Ministerio del Ambiente, es un cascarón vacío. El gobierno de Maduro para poder entregar para su destrucción el “Arco Minero” a las transnacionales y avanzar en la Faja Petrolífera del Orinoco en el mismo sentido, lo primero que hizo fue desmembrar a esta institución, la cual es la garante del control y conservación del ambiente en nuestro país. La mayoría de su personal técnico fue forzado a jubilarse y los más jóvenes despedidos indirectamente al reducirles su sueldo al salario mínimo, sin importar los años de servicio. Actualmente los grandes proyectos petroleros carecen de estudios de impacto ambiental, y los programas de supervisión de parte del ministerio en la práctica han dejado de existir. El Ministerio de Ecosocialismo, es una fachada ambiental para justificar la destrucción de nuestro patrimonio natural, amparado en un supuesto ecosocialismo inexistente.

Pero entonces, ¿este no es un gobierno socialista que defiende al ambiente?

Esto no es un gobierno socialista. Es un gobierno capitalista que reprime y criminaliza la protesta, tortura a los detenidos y presos políticos y, en general, mata de hambre a la población.  Es un gobierno que oculta la verdad sobre lo ocurrido con los decenas de muertos de la explosión de la refinería Amuay  del año  2012; no dice nada sobre las montañas de coque almacenadas a cielo abierto en el Condominio de Jose, que afectan la salud de los trabajadores y al entorno ambiental;  tampoco habla de los millones de dólares invertidos en el fracasado parque automotor a gas, o en la producción de etanol para automóviles, donde se han invertido millones de dólares y no se ha producido un litro de etanol. En el olvido también ha quedado el saneamiento del lago de Maracaibo y todos los proyectos inconclusos y mil millonarios de los tendidos de gasoductos en toda la geografía nacional.

¿Eso singifica que Pdvsa no tiene una política ambiental?

La gerencia de Pdvsa y el gobierno nacional sí tienen una política ambiental, muy conocida por todos los trabajadores: ¡Ocultar todo, absolutamente todo el desastre ambiental de nuestro país!

Publicado en: http://laclase.info/content/el-desastre-ambiental-en-pdvsa-un-agujero-negro/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.