La ONU en torno al Acuerdo de Escazú

GUARDABOSQUES – La sede la Organización de las Naciones Unidas, en Nueva York, acoge hoy miércoles el evento “Hacia el reconocimiento global del derecho a un medio ambiente sano”, según anunció la web de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

El encuentro se realiza en los márgenes de la primera presentación ante la Asamblea General de las Naciones Unidas del informe del Relator Especial sobre la cuestión de las obligaciones de Derechos Humanos relacionadas con el disfrute de un medio ambiente sin riesgos, limpio, saludable y sostenible. (A/73/188)

Esta vez se aborda sobre todo el círculo virtuoso entre derechos humanos, medio ambiente y los derechos de acceso a la información, la participación y la justicia en asuntos ambientales, haciendo referencia al Tratado de Escazú, abierto para firmas el pasado 27 de septiembre

El tratado es el primero de su tipo en el mundo que incluye disposiciones vinculantes específicas para la protección y promoción de personas, grupos y organizaciones que promueven y defienden los DD.HH. en asuntos ambientales.

Fue negociado bajo los auspicios de la CEPAL, organismo donde Cuba ostenta la presidencia por tempore, y es el único tratado vinculante emanado de la Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sostenible (Río+20).

Por su parte, el Relator Especial sobre la situación de los defensores de derechos humanos, Michel Forst, ha señalado que:

“este acuerdo es un importante paso adelante en la protección y salvaguardia de las y los defensores de derechos humanos en asuntos ambientales. Al establecer disposiciones vinculantes específicas, los Estados latinoamericanos y caribeños no solo reconocen la grave y preocupante situación a la que se enfrentan los defensores ambientales en países de la región, sino que también están tomando medidas concretas para reafirmar su papel y respetar, proteger y realizar todos sus derechos”.

firmantes escazuEl gobierno cubano no ha firmado  ni se han manifestado sobre el acuerdo regional, que hasta ahora cuenta con el apoyo de 15 países: Perú, Antigua y Barbuda, Santa Lucía, Costa Rica, México, Panamá, Uruguay, Guatemala, Argentina, Ecuador, Brasil, República Dominicana, Guyana, Haití y Paraguay.

En Cuba, la organización ambientalista independiente Guardabosques, ha exigido un pronunciamiento del gobierno, pero no hay respuestas aún.

Entre las naciones que tampoco han firmado el tratado, además de Cuba, figuran Colombia, Chile, Bolivia, El Salvador y Honduras, este último considerado el más peligroso del mundo para el activismo ambiental, según Global Witness.

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: