fbpx

Zoonosis da rabia

Beatriz Batista

El Ministerio de Salud Pública de Cuba hace unas horas acaba de compartir en su página de Facebook un artículo publicado en su sitio web oficial titulado “Para reducir la incidencia de enfermedades zoonóticas en Cuba” Comienzan definiendo conceptualmente “Zoonosis” y el “Programa Nacional de Zoonosis”.

El primero “se refiere a las enfermedades que se transmiten de los animales a las personas y viceversa”. “En Cuba existen programas de vigilancia, prevención y control de enfermedades zoonóticas que incluyen acciones de seguimiento de la ocurrencia de casos, estudio y protección a toda persona expuesta a altos riesgos, educación sanitaria y promoción de salud (…)”

La Dra y animalista Valia Rodríguez cometó al respecto:

“De todas ellas (las enfermedades citadas en el artículo) los perros sólo inciden en la rabia y quizás en la teniasis. Para la rabia lo importante es un programa de vacunación que funcione. Y el acceso fácil a la vacuna – aunque sea pagada- si se quiere poner fuera del programa. No es necesario q el Dpto de Enf Zoonoticas recoja a los perros y sacrifique para evitar la rabia. Eso es un programa anticuado y que ya no se usa en la mayoría de los países del mundo contra el que nos comparamos por no ser ético – además de ineficiente. Para reducir la posibilidad de rabia además hay q fomentar programas de esterilización de mascotas y callejeros. Con ellos se reducen las poblaciones y con ellos la posibilidad de accidentes. Por tanto, Zoonosis es un Dpto vital de Epidemiología PERO tiene que actualizar, modernizar sus programas y MEJORAR sus protocolos de trabajo con las poblaciones blanco – hoy cuestionables y motivo de crítica y ENOJO de la población.
Otra cosa, esta nota y el gráfico que la acompaña inducen al lector a creer que las mascotas son la fuente de la mayoría -sino todas- las enfermedades zoonóticas y en realidad eso no es cierto. Acá pongo a manera se aclaración la fuente contaminante principal para el hombre de cada una de las enfermedades incluidas en ese gráfico para evitar malentendidos. La educación de la población en Tenencia Responsable – tan necesaria!- pasa por brindar información precisa:

  1. Rabia = todos los animales sangre caliente (arañazos y mordidas de perros, gatos, murciélagos)
  2. Leptospirosis = roedores, agua contaminada
  3. Brucelosis = ganado (leche y derivados de ganado enfermo o carne contaminada)
  4. Histoplasmosis = guano murciélagos, caca de pájaros
  5. Toxoplasmosis = comida mal cocinada, heces de gatos SI estuvieran infestados
  6. Teniasis = carne de vaca o puerco mal cocinada, pulgas
  7. Fasciolasis = agua cotaminada, plantas de agua
  8. Influenza Aviar = secreciones y desechos de pájaros contaminados
  9. Fiebre del Nilo = mosquitos”

Por otro lado, la actriz y protectora de animales Violeta Rodríguez dice (acompaña su comentario con un video de un husky que se encuentra en Zoonosis):

“Este perro no está enfermo de nada según los propios trabajadores de zoonosis. Sin embargo lo tuvieron un mes en una jaula donde no cabe!!! Esto es maltrato animal! Este vídeo lo filmé yo, Nadie me lo contó! #LeyDeProtecciónAnimalEnCubaYa

El MINSAP asegura que su impacto no solo radica en el daño a la salud, sino que ocasiona severas pérdidas por la repercusión en las producciones animales.

Sin embargo en el reportaje publicado por la Revista Bohemia, “La condena de los vagabundos” y replicado por Cubadebate asevera que el Ministerio de Salud Pública de Cuba bajo la política actual de sustituir importaciones, está gastando dinero en dolor.

Mediante dicha investigación se comprueba que la estricnina (sustancia utilizada para asesinar a los perros callejeros en Cuba y método cruel no recomendado por la WSPA) es traída desde el extranjero con un precio en dólares mientras que el tiopental (anestésico para sacrificios en casos sin solución) es producido en el Julio Trigo, Cuba.

La definición real de Zoonosis antes del 11 de noviembre de 2019 se reduce a: Infierno, y si lo argumentamos pues, es la institución encargada de capturar a todos los perros de la calle ya sea con identificación, protegidos por los animalistas y con una apariencia sana, bajo técnicas violentas a la luz pública (incluso en escuelas primarias con la presencia de niños) con el único fin de asesinarlos por una sobredosis letal de estricnina, la cual provoca en los animales la rigidez en las articulaciones. “Nerviosismo, tensión. Sube la intensidad. La respiración puede detenerse momentáneamente. Más convulsiones. El hocico ahora es azul. Las pupilas dilatadas. Los músculos se tensan. La muerte llega en forma de agotamiento o asfixia”, describe Bohemia.

Después del 11 de noviembre, día de la Protesta en Zoonosis protagonizada por protectores de animales en Cuba, se detuvo la matanza y el derrame de sangre de animales cuyos responsables son los funcionarios de los Ministerios de Salud y de la Agricultura en Cuba, en conjunto con la Asociación de Animales y Plantas (ANIPLANT) como única ONG legal protectora de animales según la Constitución de la República de Cuba, la cual no ha protegido a los sin voz y no se ha pronunciado durante sus 30 años en contra de estos crímenes atroces.

Desde noviembre hasta hoy, los animalistas de Cuba han resuelto la mayoría de las quejas, reportes y renuncias de Zoonosis a través de adopciones responsables, hogares temporales y acogidas en refugios. Actualmente en Zoonosis hay animales “en observación” en pésimas condiciones dígase: falta de alimentación e higiene, ausencia de asistencia médica y problemas de infraestructura (en estos días de lluvias los animales tiritan de frío y permanecen mojados).

Según la nota publicada en Cubadebate La Ley de Bienestar Animal que se está revisando estipula sanciones para quienes incumplan con lo reglamentado incluyendo multas de altos precios y hasta la privación de libertad por maltrato animal.

Eso significa que mucho de lo que hacen los trabajadores de Zoonosis será penado cuando entre en vigor esta nueva ley.

Aunque no exista un marco legal, cambiar esa realidad en la praxis de Zoonosis no debería ser un problema cuando se percibe una cierta voluntad política de hacer cambios en esta área. Cuando la ley entre en vigor también existirán maltratadores pero ya tendremos un mecanismo jurídico para defender a los animales.

Denuncio públicamente al personal de Zoonosis y exijo el despido de éstos, particularmente el de la veterinaria Flora, la cual durante 16 años les aplicaba la estricnina a nuestros perros cubanos.

También exijo que en este centro se trabaje 8 horas diarias, incluyendo los fines de semanas, más guardias durante la noche. A la par de campañas de esterilizaciones masivas y un Centro de Atención Veterinaria sustentado por el Gobierno de Cuba como máximos responsables de todo lo ocasionado.

No hacer una transformación en la realidad de cómo son tratados los animales no sería acaso una violación de los principios de la Revolución cubana?Acaso Patria no es humanidad?

#LeydeProteccionAnimalenCubaYa
#CubaContraelMaltratoAnimal
#ProtectoresdeAnimalesenCuba
#Niunapatamenos

Publicado en: https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=1057875127881026&id=100009756464443

Un comentario el “Zoonosis da rabia

  1. Si queremos q se nos condidere un país con un elevado nivel cultural, se deben reconsiderar la ética en el trato a los animales. Zoonosis con sus métodos de trabajo es algo anacrónico y cruel, cómo muy bien dice no sirve sirve para erradicar la rabia ella es la q da rabia.

Deje su comentario

Seguir por Email
YouTube
YouTube
LinkedIn
LinkedIn
Share
Instagram
A %d blogueros les gusta esto: