Playa de Varadero ¿la más hermosa de Cuba?

Maribel Lopez Rojas

GUARDABOSQUES – En septiembre estuve en Varadero. Coincidía con la época baja del turismo, pero como era domingo, hasta la puesta del sol la costa estuvo repleta de bañistas, sobre todo cubanos.

Varadero-guardabosques-7

El lunes amaneció la playa como la más sucia del mundo. En esas arenas blancas, otrora inigualables, había ahora una inundación de desechos: huesos de pollo y cerdo, cajas de cartón y plástico con residuos de congrí y fritas, panes, galletas y cualquier sobra comestible.

Varadero-guardabosques-5También abundaban los envases de líquidos: botellas de cristal de cerveza y de ron, latas de aluminio, vasos, platos, cucharas y absorbentes plásticos. En resumen, Varadero era un desolador vertedero. Daba pena.

Varadero-guardabosques-6Varadero-guardabosques-3Me di a la tarea de recoger la basura ante los ojos de quienes, supongo, me tildarían por loca. Hice varias pilas. Coloqué debajo de unos arbustos de uva caleta una bolsa plástica grande que encontré, para que funcionaria a modo de cesto.

Después vi a varias personas echar desperdicios allí, pues, aunque hay algunos cestos de madera en el lugar, son insuficientes y los ubican bien lejos unos de otros.

Varadero-guardabosques-1Por su parte, una amiga visitó Cayo Coco y me cuenta que en los hoteles para el turismo internacional ocurre lo mismo. También tuvo la iniciativa de limpiar la playa recogiendo basura, y varios extranjeros se le unieron en la tarea.

Varadero-guardabosques-2Todos los desechos arrojados negligentemente en las playas por los humanos demoran hasta siglos en desintegrarse. Van a parar a los océanos y anualmente matan a muchos animales de vida marina.

La ONU ha reconocido más de 7300 especies en vías de extinción, y esta es una de las causas.

Multas e inspectores

Cuando los cubanos viajan a otros países, entre lo primero que les impacta y refieren después, es la limpieza de las ciudades que visitan. Nadie tira basura porque se les multa. Parece (y la práctica lo indica) que desembolsar dinero crea disciplina y hábitos.

Aunque en Cuba los medios refieren la necesidad del cuidado medioambiental, existen diferentes programas educacionales sobre el tema, las organizaciones de masas abogan por lo mismo también; no es suficiente.

Considero que, si sumamos a los esfuerzos de concientizar a los cubanos un golpe de billetera, la situación cambiaría.

Existen algunas normativas legales, como el Decreto 272 del año 2001, donde se describen las contravenciones en materia de ordenamiento territorial y de urbanismo, así como las medidas que se aplican a las personas naturales y jurídicas.

Según su Artículo 18, por ejemplo, queda definido que contraviene las regulaciones de la Higiene Comunal quien “arroje a la vía pública, desperdicios tales como papeles, envolturas, residuos de alimentos, envases y similares, 50 pesos y recogerlos de inmediato”.

Se aclara que “esta medida solo se le impondrá a las personas naturales”, mientras la suciedad existente indica que no se cumple lo estipulado.

Estas contravenciones constituyen una gravísima indisciplina social, y deberían ser más altas las cuotas a pagar. El desastre lo amerita y el tiempo lo reclama.

El cuerpo de inspectores hasta el 2007 lo constituía 600 personas. Tal vez sean hoy más los inspectores, pues así estaba previsto según la prensa oficial, pero en la playa no vi ninguno, los niveles de indisciplinas y de suciedad han crecido, y el Estado sigue sin hacer cumplir las leyes.

Deber y obligación

Es  urgente cuidar nuestro entorno. Es un deber de cada ciudadano y más, una obligación cuando la propia especie humana peligra.

En estos tiempos de cambio climático, desarrollo tecnológico y donde el afán de lucro y el militarismo alcanzan niveles insospechados, es una tarea inminente cuidar el medio ambiente, antes que el callejón por el que vamos se quede sin salida.

Es cierto que el turismo constituye una inmensa entrada de divisas para Cuba, pero de no cumplirse con el cuidado riguroso y conservación de nuestras bellezas naturales, el paraíso, que es esta Isla caribeña, dejará de existir.

La playa más linda del mundo, epíteto con el que se conoce a Varadero, desaparecerá.

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: