Es aprobado Informe especial del IPCC sobre el calentamiento global, mirando ahora a los 1,5 °C

PRENSA OEP

Según comunicado de prensa del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), órgano de las Naciones Unidas encargado de evaluar los conocimientos científicos relativos al cambio climático, los gobiernos han aprobado el pasado sábado 6 de octubre, en Incheon (Corea), el Resumen para responsables de políticas del Informe especial del IPCC sobre el calentamiento global de 1,5 °C. El documento es el primero de una serie de informes especiales que se elaborarán en el sexto ciclo de evaluación del IPCC.

En el informe se pone énfasis en la meta de no sobrepasar la temperatura promedio del planeta de 1,5 °C, en lugar de 2 °C, y se señalan una serie de impactos del cambio climático que podrían evitarse con esta meta más ambiciosa. Para ONU, estos 0,5°C son la diferencia entre la vida y la muerte.

Por ejemplo, en 2100 la elevación del nivel global del mar sería 10 cm inferior con un calentamiento global de 1,5 °C en comparación con uno de 2 °C. Otro dato arrojado es que los arrecifes de coral disminuirían entre un 70% y un 90% con un calentamiento global de 1,5 °C, mientras que prácticamente todos ellos desaparecerían (> 99%) con uno de 2 °C. A su vez se menciona que la probabilidad de que el océano Ártico quedara libre de hielo en verano sería de una vez por siglo con un calentamiento global de 1,5 °C, frente a un mínimo de una vez por decenio con uno de 2 °C.

“Cada porción extra de calentamiento tiene importancia, especialmente en la medida en que un calentamiento de 1,5 °C o más incrementa el riesgo asociado a cambios duraderos o irreversibles, como la pérdida de algunos ecosistemas”, declaró Hans-Otto Pörtner, Copresidente del Grupo de trabajo II del IPCC.

El informe también señala que ya estamos viviendo las consecuencias de un calentamiento global de 1 °C, con condiciones meteorológicas más extremas, crecientes niveles del mar y un menguante hielo marino en el Ártico, entre otros cambios.

Para limitar el calentamiento global a 1,5 °C se necesitarían transiciones “rápidas y de gran alcance” en la tierra, la energía, la industria, los edificios, el transporte y las ciudades, indica también el documento. Las emisiones netas globales de dióxido de carbono (CO2) de origen humano deberían disminuir en un 45% respecto de los niveles de 2010, y se requeriría que se mantuviera esa tendencia hasta llegar al “cero neto”, aproximadamente en 2050. Esto implicaría la necesidad de remover cualquier emisión remanente de CO2 de la atmósfera (ej. conservación de bosques).

Una limitación del calentamiento global a 1,5 °C podría también dar más margen a las personas y los ecosistemas para adaptarse y permanecer por debajo de unos umbrales de riesgo pertinentes, indicó Hans-Otto Pörtner, Copresidente del Grupo de trabajo II del IPCC.

Por último, el informe señala que si se permite que la temperatura global supere o “sobrepase” 1,5 °C, sería necesario depender en mayor medida de técnicas que absorbieran CO2 de la atmósfera para volver a un calentamiento global inferior a 1,5 °C en 2100. Esto claramente abre la polémica a la utilización de la geoingeniería, denunciada por numerosas organizaciones sociales en todo el mundo, por los dramáticos impactos sociales, ambientales y geopolíticos que podría generar.

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: