Animales de recreo: otro espacio para el maltrato

Maribel López Rojas

Me alegro, infinitamente, de cada planteamiento que escucho en la consulta popular que se lleva a cabo sobre el nuevo Proyecto de la Constitución, pues todos se hacen con el fin de mejorar el país y consolidar valores dignos para la sociedad que construimos.

Por ejemplo, los criterios sobre la eutanasia los comparto absolutamente, pues las personas rechazan una muerte lenta y sufrida cuando la ciencia nada puede hacer. Solo que entonces me pregunto ¿por qué hacemos sufrir a otros animales?

En Pinar del Río vi recientemente que todos los ponis del parque infantil tenían una mirada tristísima, sus patas mostraban llagas sangrantes por herraduras mal clavadas, y daban pasos de quien no puede más; por exceso de trabajo, sin dudas.

Permanecían bajo un infernal sol abrazador, mientras servían como medio de diversión a cientos de niños que los montan uno tras otro, sin descanso, por estar en etapa vacacional.

Quienes los alquilan cobran las vueltas y supuestamente los “cuidan”. Lo peor es que se trata de personas jóvenes, el futuro de este país, y tratan a los diminutos caballos con tal frialdad en el rostro como si tuvieran el alma congelada.

mono-terrazasEn Artemisa, pero esta vez en el Área Protegida Las Terrazas enclavada en la Sierra del Rosario, un mono habita solitario en un minúsculo montículo de tierra rodeado de una amplia laguna, sin poder llegar a tierra firme. Allí, ante los ojos de turistas, viajeros y moradores, el pobre compite con los peces cuando le tiran trozos de pan o galletas.

Por cosas como estas es que resulta imprescindible la Ley de Bienestar Animal que reclamamos. Debemos lograr que estén protegidos quienes nos regalan sus bondades y por derecho puedan vivir en dignidad y armonía en este planeta de todos.

Considero justo para los humanos no sufrir y que la muerte nos llegue con calidad de vida, pero también ofrecer a los animales una vida honorable y sin maltratos. Cuba lo necesita de manera urgente.

Un comentario el “Animales de recreo: otro espacio para el maltrato

  1. Lindo trabajo periodístico y un digno reclamo. La protección del medio ambiente y de todas las formas vivientes que nos rodean han de ser una prioridad de los gobiernos, sólo así se garantiza el equilibrio ecológico que necesitamos. Gracias Maribel por recomendarme la lectura.

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: