Maltrato no es solo dar una golpiza


Por Ivett de las Mercedes

El chivo hizo muchos viajes bajo el sol.

Me invitaron este año a participar en los carnavales de Pinar del Rio. Se respiraba un ambiente sano y festivo a pesar del intenso calor y de los altos precios de los productos que se ofertaban en los quioscos.

El olor a aceite cocido una y otra vez, donde freían pollo, frituras y bistec de cerdo era irresistible, aun así las personas disfrutaban.

A lo lejos un grupo de niños se amontonaban, pensé que tal vez era por la estrella, los carros locos y el carrusel, pero cuando me acerqué dos chivos, bajo el sol, con una montura bien apretada y un coche detrás, trasladaban a los niños que divertidos montaban repetidamente por cinco pesos la vuelta.

Estuve hasta que anocheció y aún los chivos seguían en su labor. ¿Los chivos pueden con esa carga? ¿Pueden resistir tanto tiempo sin agua y comida? Le pregunto al dueño y me dice que ellos están preparados para eso.

En Cuba no existe una Ley que sancione el maltrato animal, y por supuesto, no solo los chivos lo sufren, también los caballos son lastimados a la vista de todos, las aves reciben las pedradas de algunos niños, hay matanzas de gatos y perros callejeros, peleas de gallos y perros.

Maltrato no es solo dar una golpiza si no privarlos del agua y comida, no encargarse de su cuidado cuando enferman, abandonarlos a su suerte. En otros países se cuida y se protege a los animales.

En Cuba que tanto se habla de eliminar las indisciplinas sociales no se tiene en cuenta el tema del maltrato. Ahí podemos incluir también el asunto de las ofrendas religiosas donde carneros, jicoteas, gallos y palomas son sacrificados diariamente y tirados en las calles.

Tenemos necesidad de una ley y no estamos solicitando un favor ni un obsequio, es algo que nos hará mucho más sensibles y consecuentes con la necesidad de cuidar y preservar todo lo que nos rodea.

Durante el huracán Irma, que azotó nuestras costas el mes de septiembre,  el abandono de animales domésticos y  otras especies se vio exacerbada, algunos vecinos que fueron albergados en escuelas, instituciones y otros sitios dejaron atrás  a sus mascotas y cuando los derrumbes totales o parciales de las viviendas, las encontraron flotando en el agua a la deriva.

Gato con su cria.

Existen personas interesadas en participar en los proyectos para ayudar a la protección y cuidado de los animales, ya sea por organizaciones no gubernamentales o por voluntarios.

Al día siguiente del carnaval salí temprano a dar un recorrido, estaba amaneciendo. Pude encontrar a los chivos comiendo hierba en un terreno cerca del parque, sin la montura y el coche. El dueño me preguntó si yo vivía por esa zona, y por qué  me preocupada tanto por los chivos;  recordé una frase que se le atribuye a Leonardo da Vinci: “Verdaderamente el hombre es el rey de los animales pues su brutalidad supera la de estos”.

Publicado en: http://www.havanatimes.org/sp/?p=127328

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.