Palmeras arrasadas

Por Isbel Díaz Torres

palmeras-arrasadasLos habitantes de la residencia sita en 5taB y 112, en Miramar, Playa, han decidido que las palmeras que embellecían el parterre a un costado de su casa, ya no deben estar más allí. Es por eso que han cortado 8 de estas bellas plantas… y ahora han comenzado a anillar la novena y última, justo en la esquina.

Lo interesante es que esta especie de árbol no posee raíces profundas que afecten los cimientos del inmueble, la cual es la más común de las justificaciones que ofrecen los depredadores de árboles en La Habana.

En este caso, la excusa más plausible sería que los penachos de las palmas puedan afectar el tendido eléctrico, si no fuera porque el ejemplar que aún sobrevive, sobrepasa en varios metros las líneas, por lo que no existe ningún peligro real.

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: